El sufrir se va a acabar

noviembre 25, 2018 0 Por Sergi Garcia-Alsina

Solucionamos los dos grandes problemas que provocan las botas de esquí actuales.

Por un lado, poder esquiar más cómodamente. Todo éllo, sin perder control ni seguridad ni rendimiento respecto a las botas tradicionales.

Por otro lado, podremos usarlas como calzado de calle. Descontectando el modo esquí, nos permitirán caminar, correr, ir de tiendas, a la cafetería…Ir a comprar el forfait sin jugarnos el físico.